En Confinamiento, Día 89

con Prem Rawat
Jun 18, 2020
“Tu corazón busca la paz, pero necesitas conocerte a ti mismo para encontrala.” – Prem Rawat. - Los videos diarios de “En Confinamiento” de Prem Rawat presentan sus charlas, y cómo su Programa de Educación para la Paz ayuda a las personas a descubrir la paz personal. Mantente en contacto para informarte de los detalles sobre cómo reunirte virtualmente con Prem en un futuro próximo.

Confinamiento - Día 89

 

Cuenta regresiva al Programa de Educación para la Paz

 

La vida como tú la quieres

Entrevista con Tony Wrighton, podcast de Zestology

 

Cuando te encuentras con una persona en una cena y te pregunta: ¿a qué te dedicas? ¿Cuál es tu respuesta?

Hablo de la paz y esa ha sido mi labor desde que tengo nueve años de edad. Le he hablado a la gente de la paz porque creo que eso es un ingrediente importante que nos falta. No hay nada en el mundo que nos enseñe realmente a reconocernos a nosotros mismos. Sócrates dijo lo mismo: conócete a ti mismo. En este mundo puede que te encuentres con lo que dijo Sócrates por error, ¿y qué valor tiene eso? ¿Lo que se refleja en nuestras redes sociales? ¿Cómo se refleja en el mundo que vivimos todos los días? “A propósito, ¿hoy te has conocido a ti mismo, te conoces a ti mismo, sabes quién eres?”

Ves al mundo entero de la manera en la que te han enseñado: “Tengo que llevar este tipo de ropa, tengo que hacer esto y aquello, ponerme en contacto con tal persona...” Pero, ¿qué tal ponerte en contacto contigo mismo como persona?

Pensamos que el mundo es extraño a veces… estás mirando un mapa y diciendo: “El mapa está bien, me encantaría señalar en él dónde quiero estar con una X muy grande”. Pero la pregunta importante es ¿dónde estás tú en el mapa? Porque si no sabes dónde estás, ese mapa no te sirve de nada. Cómo vas a planear la ruta. Todo el mundo marca sus equis: “quiero estar aquí, quiero estar allí...”

Pero, ¿dónde estás? ¿Quién eres? Así que este es el mensaje, y creo que puede cambiar al mundo profundamente. Veo esa trasformación suceder en la vida de las personas que están encarceladas. Imagínate su punto de vista, han visto lo peor de lo peor, cada día, cada día. Y sin embargo hay algo de bondad en esta humanidad, en cada uno de nosotros. Tenemos que hacer algo para que surja. Hemos creado una sociedad en donde lo peor de nosotros surge sin problemas, pero no hemos creado una en la que surja lo mejor de nosotros.

Conoces a alguien en una cena y le dices: "Hablo de la paz". [Prem: sí.] Su pregunta va a ser: ¿cómo llegaste a este lugar?

Ha estado sucediendo durante largo tiempo, la primera charla que di fue a los cuatro años y sentí que había muchísima gente.

¿A los cuatro años?

Tenía cuatro años y fue en un evento que mi padre había organizado. Me di cuenta de que cada uno estaba en lo suyo, nadie estaba presente. Sentí que el mensaje de mi padre sobre la paz era muy importante, así que les dije: “Muchachos, tenemos que concentrarnos porque tenemos la oportunidad de estar vivos y no vemos nuestra vida… (estoy diciendo lo que creo que dije).No vemos nuestra vida desde el contexto del nacimiento y la muerte, que hay una cantidad limitada de tiempo que tenemos en la faz de la tierra, pero hay paz dentro de cada uno de nosotros. Si acaso están interesados en eso, en sentir esa paz en vuestra vida...” y así comenzó.

A partir de entonces me he dirigido a muchísimo público y la gente ha estado cada vez más interesada. De eso se trata, de construir sobre lo que funciona, no sobre lo que no funciona. Eso es lo que he estado haciendo y las personas han ido asistiendo sin condiciones: “te gusta, bien, no te gusta, bien”. Incluso con la paz, si no te gusta, si quieres estar en medio de una guerra y eso es lo que te ves haciendo, bien. Pero luego la gente empieza a darse cuenta y va creciendo, y más y más personas se interesan.

Sé que hablaste, al poco tiempo de haber llegado, en el primer festival de Glastombury... ¿Fue en 1971?

Sí, fue el día 31, algo asombroso, y no conoces la historia de fondo: yo no quería ir. Sentí que ya lo tenían todo planeado, pero las personas insistían: por favor, ve, por favor, ve... Salí a dar una vuelta en auto y le dije al chofer: llévame a dar una vuelta. Estuve pensando y pensando: “¿qué les puedo decir? Han ido a escuchar música, no sé cantar ni tocar la guitarra, ¿qué hago?”. Luego entendí, “haz lo que siempre has hecho, expresa tu mensaje, quizá le cambie la vida a alguien. Tal vez nunca les conozcas, pero su vida cambiará. ¿No es esa tu razón de ser?”.

Así que llegamos y estaba todo el mundo esperando la próxima canción, no hubo tal cosa: trajeron una silla, me senté en ella y empecé a hablarles. Se creó un silencio total, la gente estaba escuchando. Les dije: “seré breve, sé qué estás esperando la música, pero aquí está: lo que buscas está dentro de ti, así que existe la paz. La paz es posible.”

Hablé durante unos minutos, no recuerdo cuánto. Me bajé del escenario, y podían seguir con lo suyo. Para mí y sé que para muchas personas, todo cambió. Para mí cambió... no es necesario hablar ante un público con personas que están absolutamente seguras de que quieren escuchar sobre la paz. Puede ser cualquiera, es un mensaje que puede llegar a las personas de una manera muy hermosa. Mantenlo simple, mantenlo real.

Mi instinto me dice que es muy difícil no estar de acuerdo con el mensaje, que todos queremos más paz. Sería muy hermoso que todos tengamos más paz, ¿por qué no?

Porque, una vez más, tenemos nuestro mapa y todo el mundo nos dice lo que hay que poner en él: “Vas a querer visitar tal lugar...” y claro, una vez que comienzas a usarlo te das cuenta de que no estás llegando donde quieres ir. ¿Te das cuenta de lo real que es para la gente? Van a hacer esto y aquello, se gradúan, encuentran un trabajo y todo lo demás... ¿eso es todo? Es así con todo. Por ejemplo, las dietas. Supongo que mucho se relaciona con ese tema. Empiezas con la dieta, todo va muy bien, y de pronto te das cuenta de que no está funcionando para ti, o perdiste el interés y no la sigues como deberías. Alguien se está tomando un helado y tú quieres participar.

Las cosas se desmoronan. Las personas pasan de dieta en dieta... es fácil comprenderlo cuando se refiere a las dietas, pero ¿sabes en qué otro aspecto de nuestra vida sucede? Empezaste con las resoluciones de año nuevo, y el primer día se desmoronan, no puedes mantenerlas. La búsqueda de la paz también se desmorona y la gente empieza a decir... es parecida al cuento sobre la frustración, como la historia del zorro que no puede alcanzar las uvas. Para muchas personas es algo como “la paz no va a ocurrir”. Es la primera reacción que he visto...

Pasaba por la aduana una vez y me preguntaron a qué me dedicaba. “Hablo sobre la paz”. “Eso no va a ocurrir”, me contestaron. “Hay tantos problemas en el mundo, hay tanta codicia que la paz no va a ocurrir”. Y me puse a pensar al respecto: ¿cómo surge la codicia? ¿Nace en los árboles, la encuentras de forma natural en los ríos, los témpanos o qué? Es creada por los seres humanos, es algo que practican los seres humanos.

Entonces, si los seres humanos la crean también la pueden revertir, y quizá es necesario darles un incentivo. Ahí es donde encaja este mensaje. En medio de todas las guerras que están sucediendo, en cualquier momento sucede otra cosa. El tiempo pasa y no puedes hacer nada al respecto: no puedes rebobinarlo, no puedes ponerlo en pausa... y tu corazón está buscando la paz. Pero necesitas conocerte a ti mismo para encontrarla.

Cuando haces grandes eventos como el de este fin de semana, ¿cómo animas a las personas a encontrar su propósito? O quizá conocen su propósito pero no lo están logrando. ¿Hay un formato hoy en día para ayudar a encontrar ese propósito y vivir mejor la vida?

Es muy simple, realmente. Solo necesitamos que nos lo recuerden. Nuestro poder de olvidar es excepcional y nos encontramos tan atrapados en este mundo que olvidamos que, a propósito, estamos vivos. Estar vivo se vuelve algo de segunda. ¿Por qué me dices algo que ya sé? Dile eso mismo a alguien que está en su cama del hospital, tomando su último aliento. Esa persona tendrá una apreciación totalmente diferente. Lo apreciará de una forma distinta, lo he visto. Lo aprecian de una manera totalmente diferente a la persona cuyo plan es ir a un partido de fútbol o a una cena elegante, a una fiesta de gala...

Es como... un momento, necesitamos que se nos recuerde, especialmente en este mundo que es tan confuso. Hay tantas atracciones que nos distraen de estas cosas básicas… necesitamos que se nos recuerden, lo necesitamos.

Y esto es muy importante: la paz es posible. Necesitamos que se nos diga a diario. Lo que más practicas, en eso te vuelves un experto. Y así son las cosas, porque es así como sucede. Lo que más practicamos, en eso nos volvemos expertos. Mira en tu vida: ¿cuánto tardas en enojarte? ¿Es eso lo que practicas, enojarte? ¿Y cuánto tardas en calmarte? Bueno, respira profundamente, siéntate... pero ¿enojarte? Para eso no necesitas sentarte ni respirar hondo, simplemente te enojas así, de pronto. Así que lo estamos practicando. Debes pensar en los malos hábitos. Si no los vences en tu vida, ellos lo harán y moldearán tu vida y tu futuro.

Log In / Create Account




TimelessToday

Log In or Create an Account



OR




Please enter the first name. Please enter the last name. Please enter an email address. Please enter a valid email address. Please enter a password. Passwords must be at least 6 characters. Please Re Enter the password. Password and Confirm Password should be same. Please agree to the privacy policy to continue. Please enter the full name. Show Hide Please enter a Phone Number Invalid Code, please try again Failed to send SMS. Please try again Please enter your name Please enter your name Unable to save additional details. Can't check if user is already registered Please enter a password Invalid password, please try again Can't check if you have free subscription Can't activate FREE premium subscription Resend code in 00:30 seconds
Activate Account

You're Almost Done

ACTIVATE YOUR ACCOUNT

You should receive an email within the next hour.
Click on the link in the email to activate your account.

You won’t be able to log in or purchase a subscription unless you activate it.

Can't find the email?
Please check your Spam or Junk folder.
If you use Gmail, check under Promotions.

Activate Account

Your account linked with johndoe@gmail.com is not Active.

Activate it from the account activation email we sent you.

Can't find the email?
Please check your Spam or Junk folder.
If you use Gmail, check under Promotions.

OR

Get a new account activation email now

Need Help? Contact Customer Care

Activate Account

Account activation email sent to johndoe@gmail.com

ACTIVATE YOUR ACCOUNT

You should receive an email within the next hour.
Click on the link in the email to activate your account.

Once you have activated your account you can continue to log in

You haven't marked anything as a favorite so far. Please select a product Please select a play list Failed to add the product. Please refresh the page and try one more time.