View as
Faça algo único (Video) 01:07:50 Faça algo único (Video) Video Duration : 01:07:50 Reprodução: Evento Virtual Global com Prem Rawat

Palestrante internacional e contador de histórias, Prem alcançou mais de 1 bilhão de pessoas em 2019 com sua mensagem única sobre os maiores presentes da vida.

Em seu primeiro evento virtual, Prem fala sobre o valor da jornada de um ser humano que volta para casa, para si mesmo. “As pessoas passam a vida inteira convivendo com um estranho. É hora de entender quem você é.”

Desfrute desta reprodução sob demanda em Português no aplicativo e no site TimelessToday com sua assinatura.

Faça algo único (Audio) 01:07:50 Faça algo único (Audio) Audio Duration : 01:07:50 Reprodução: Evento Virtual Global com Prem Rawat

Palestrante internacional e contador de histórias, Prem alcançou mais de 1 bilhão de pessoas em 2019 com sua mensagem única sobre os maiores presentes da vida.

Em seu primeiro evento virtual, Prem fala sobre o valor da jornada de um ser humano que volta para casa, para si mesmo. “As pessoas passam a vida inteira convivendo com um estranho. É hora de entender quem você é.”

Desfrute desta reprodução sob demanda em Português no aplicativo e no site TimelessToday com sua assinatura.

Isolamento, Dia 37 00:24:25 Isolamento, Dia 37 Video Duration : 00:24:25 Com Prem Rawat

Confinamiento – Día 37

Hola a todos. Espero que estés bien. Durmiendo bien, descansando, cuidándote. Que estés seguro, sano.

Por supuesto que la salud no solamente es que tengas bien los músculos, los pulmones o el corazón, los riñones, el hígado, sino que también esta cosa grande que está aquí arriba tiene que estar bien. Afecta todo tu cuerpo y cuando se asusta, se confunde o no está en forma te puede producir estrés en todo el organismo.

Muchas personas han expresado eso. No muchas. Bueno, la cantidad en sí es muy pequeña en relación con todas las expresiones que han llegado de personas que comentan cuánto están disfrutando de esto. Espero que tú lo estés disfrutando, que te esté trayendo claridad para seguir adelante en tu vida. Día tras día con algo de claridad, porque eso es lo que importa en la vida.

Pensamos que en la vida somos intermediarios entre nuestra existencia y todo este mundo. De modo que tenemos que negociar esto, eso y lo otro. Pero tienes que ver el mundo con los ojos del mundo. Al mundo, en realidad no le interesas tú. Le interesa su propia continuidad, perpetuarse. Tú solamente eres un peldaño de esta escalera inmensa, a ti simplemente se te va pisar y ya está. Y como tantas personas antes que tú, también tú quedarás en el olvido.

Pero cuando lo ves con tus ojos la historia es un poco diferente. Quieres que esto sea un tiempo significativo. Un tiempo en el que prosperas, no solo externa sino internamente. Que seas feliz, que estés pleno. De nuevo, la felicidad no es un montón de casillas para marcar y que al final diga: “Si marcaste más de cinco eres feliz”. Eso no es felicidad. El éxito es una cosa y sentir el éxito es otra. Hay muchas personas que han llegado a la cima de lo que se consideraría éxito. Pero, ¿se sienten exitosos? Las personas les dicen que tienen éxito pero ¿se sienten exitosos dentro?

Hay muchas personas que por fin han llegado a ese momento en el que tienen a la persona que aman y todo lo demás. Pero simplemente no logran que funcione. No pueden hacer que su matrimonio ande bien. No lo pueden lograr porque lo están mirando de la forma equivocada. No lo están viendo con los ojos de la sencillez: “Aquí hay otro ser humano”. Lo único que están considerando son sus expectativas de ese ser humano, pero no están viendo a ese ser humano.

Muchas de las preguntas que han venido se relacionan directamente con eso. Las personas saben lo que quieren de sí mismas. Pero no saben quiénes son, como son. Saben cómo deberían ser, no saben cómo son. Y hay una gran discrepancia. ¿Y cómo resolvemos esto? ¿Cómo nos deshacemos de esto? De modo que tengo que comenzar desde cero. Y esto es lo que digo yo: “Relájate, tómate las cosas con calma, comprende algo. No estés tan nervioso por lo que ocurra. Relájate”.

Tienes todo lo que necesitas. Dentro de ti hay un océano de respuestas ¿Necesitas las preguntas correspondientes? No necesariamente. Con las respuestas basta. Dentro de ti tienes un inmenso océano de serenidad. Tienes entendimiento, tienes bondad, perdón, tienes el poder de seguir adelante. Así que relájate.

Tienes todo, todo lo que necesitas para tener éxito de verdad, para estar verdaderamente pleno, verdaderamente en paz, para ser verdaderamente feliz en este mundo mientras estés vivo. Así que respira profundamente, despeja la cabeza, comprende que tienes todo lo que necesitas. Lo único que tienes que hacer es sentirlo, reconocerlo. No creerlo sino conocerlo.

Tienes eso, lo has sentido antes en tu vida. Quizás por un instante fugaz, pero con eso basta. Es suficiente para decir: “Sí, ahí hay algo. Ahí hay algo muy poderoso”. ¿Alguna vez he hecho el esfuerzo de invitar a esas cosas, de evocarlas? No provocarlas, sino evocar esas cosas en mi vida. La ira es provocada, la incertidumbre es provocada. La duda también es provocada. La claridad se evoca. Existe una enorme diferencia entre ambas cosas. Esto no lo vas a desencadenar a la fuerza. Tiene que ser de una manera muy sencilla que viene del entendimiento, que viene de la sed; la sed de claridad en tu vida, la sed entendimiento, de paz en tu vida.

Todos quieren ser mejores personas. Pero yo pregunto ¿por qué? ¿Por qué quieres ser mejor? ¿Para los demás o para ti? Ahora, tienes que contestar eso correctamente. Cuanto menos sincera sea tu respuesta peor va a ser todo. Tienes que ser sincero. Si es así mira de nuevo, relájate. Comprende algo: no se trata de perderse sino de encontrarse. Así que no importa cuántas veces te pierdas siempre y cuando te encuentres, siempre y cuando vuelvas a tu camino.

Lo peor que puedes hacer es no volver a tu camino y seguir perdiéndote. Así que ¿por qué quieres claridad en tu vida? ¿Por qué quieres entendimiento en tu vida? ¿Por qué quieres estas cosas en tu vida? ¿Por ti?, ¿porque sientes en ti la necesidad de estas cosas? ¿O sientes que entra ahí tu adoctrinamiento sobre cómo tienes que lidiar con este mundo? “Tienes que hacer esto, tienes que hacer lo otro”.

Muchas veces me alojo en hoteles. Llegas y alguien te abre la puerta, te dice: “Buenos días, bienvenido”. Y tú le sonríes. La interacción que tendrás con él durará cinco, diez segundos con suerte. Algo así. Dices: “Buenos días”. Y entras. ¿Por qué lo haces? ¿Eso lo haces con una persona a la que amas? Por la mañana, cuando te despiertas y ves a tu esposa, tu esposo, tu hijo, ¿le dices?: “Buenos días, ¿cómo estás? Bienvenido.” No, solo dices: “Eres esto, eres lo otro”.

Porque todo esto tiene un peso enorme en tu cabeza. Recuerda mi ejemplo del joven que había terminado sus estudios. Regresaba a casa, iba conseguir un trabajo, se encuentra con un anciano y le dice: “Estoy a punto de comenzar mi vida, de hacer todas estas cosas. Dime: ¿cómo es?, ¿qué debo hacer?”. Y el anciano se quitó la carga de encima, la puso en el suelo, se enderezó. Luego, se volvió poner la carga a cuestas, se volvió encorvar y siguió andando.

Así que te pregunto: todas esas cosas que haces en tu vida, ¿las haces con esa carga de todas las cosas que tienes encima de la cabeza, esa carga con la que empiezas el día? Ya sabes a qué carga me refiero: “¡Ay, Dios mío! Tengo que hacer esto, tengo que hacer aquello, tengo que hacer lo otro”. Y después: “¡Ay, tengo que hacer también esto otro y esto!”. Y: “Se me olvidó esto y tengo que recordar lo otro”.

Así que empiezas tu día con un horrendo déficit de claridad, un horrendo déficit de entendimiento, una falta enorme de liviandad. De esa liviandad que sientes cuando te quitan un peso enorme de encima. Así que comienzas el día, comienzas todo y sigues el día entero con ese peso. Te presiona y te presiona. Y tu visión, que debería ser así de amplia, empieza a reducirse, a estrecharse cada vez más. ¿Por qué? Por el temor. Eso es lo que hace el temor.

Ahora le temes a todo. Le temes a tu futuro. En realidad le temes a tu futuro aunque el futuro no ha llegado aún. Porque cuando llega el futuro llega en forma de hoy. No tienes ni idea de lo que está pasando hoy. El ahora para ti no significa nada. Ayer, un montón de recuerdos. Y si es esta la condición en la que te encuentras, comenzando con un enorme déficit y presionado, estoy seguro de que esos recuerdos a los que me refiero no son agradables.

Estás en todo un aprieto: ni idea del día de hoy, malos recuerdos del día de ayer. Todo está invertido en el mañana y el mañana no llega nunca. Así que esto es maravilloso. Una trampa perfecta. Todo está invertido en el mañana. El mañana no llega nunca, hoy es todo lo que tienes. El futuro va a llegar como hoy. No tienes ni idea de qué se trata el hoy ni el ahora, y tienes unos malos recuerdos guardados del ayer: “Sucedió esto, sucedió aquello, sucedió lo otro”. No puede ser bueno.

La única manera de salir de esto es sacudirte. Sacúdetelo. Es lo que le digo a las personas: “sacúdetelo”. Funciona. Sea cual sea la situación, sea cual sea el temor que tengas. Puede que sea muy real, puede que sea todas esas cosas. Pero tú como ser humano tienes que seguir adelante sin importar lo que suceda. Y la única forma en que vas a poder seguir adelante es sacudírtelo. Empezar fresco, como lo hizo el día de hoy.

Todo oscureció y se mantuvo oscuro, a eso le llamamos la noche. Y después, al alba, llegó esta luz hermosa. Lentamente esa luz empezó brillar más, más y más. Comenzó de una manera muy humilde, desplegándose en el horizonte. Lentamente, mientras iba llegando esa luz, volviéndose cada vez más brillante, el mundo entero empezó a moverse en torno a ella. Los pajaritos empezaron a cantar y por fin el sol, el que trae la luz, rompió la línea del horizonte y salió. Y llenó al mundo con la luz más magnífica. Y ahora ya puedes ver, puedes sentir el calor del sol.

Existe un sol esperando que lo reconozcas, que lo comprendas, que le des la bienvenida en tu vida para poderte traer ese calor, esa luz, esa belleza. Para que puedas ver que esos obstáculos a los que tanto temes no son tan grandes como te imaginabas. Que hay una vida. Esta vida puede seguir adelante. Tu corazón va a seguir deseando esa felicidad sin importar las circunstancias externas. Y la gente se pone a mil por hora con esto: “¡Dios mío esto es terrible!, ¡qué horror, esto es horrible en mi vida!”

Hay muchas personas que dicen: “No me llevo bien con mi familia”. Bueno, bienvenido al divertido mundo de la familia. Les pasa a muchas personas, no eres el primero al que le pasa. Pero puedes hacer las paces y te puedes llevar bien con tu familia. Eso es lo que tiene de lindo. Nadie tiene que ser tu enemigo. Puedes hablar con ellos, hacer las paces. Te pueden decir lo que no les gusta. Tú puedes decirles a ellos lo que no te gusta. Pueden comunicarse.

La gente dice: “¡Ay, mi familia se está derrumbando”. El esposo necesita que lo comprendan y la esposa también. El esposo llega casa, ha estado golpeándose la cabeza contra la mesa todo el día. Para él no es fácil, nadie quiere su trabajo... Está bien, hay personas a las que les encanta su trabajo pero son una pequeñísima minoría. No son mayoría. Muchas personas están en la oficina, donde sea; trabajan, trabajan, trabajan. Un descanso breve para almorzar y trabajan, trabajan.

Regresan a casa y he aquí la tormenta perfecta. ¿Crees que el trabajo de este hombre es difícil? ¿Crees que es fácil quedarse en casa? No es que la esposa se quede en casa... A veces es al revés, donde la esposa es la que sale de trabajar y el esposo se queda en casa: tiene que limpiar, cocinar, limpiar la casa, lavar la ropa, pasar la aspiradora. Hay mucho que hacer. Llegan las cuentas, sucede esto y aquello ¿Crees que es fácil que la casa sea habitable? Es una tarea dificilísima. Se requiere mucho.

Tienes dos personas. En el primer ejemplo el esposo llega a casa, la esposa ha venido tramando esto el día entero: “Espérate que llegue a casa, se las voy a cantar todas”. O al revés. Injusto. Injusto. Los dos, los dos necesitan un descanso. Los dos tienen que relajarse, sentarse. No hablar de sus problemas sino hablar el uno del otro: “¿Cómo estuvo tu día”. “¡Ah!, no me fue muy bien. Qué bien que estoy en casa”. Eso es exactamente lo que hay que trabajar. El hogar no es un lugar físico. Así que si alguien te dice “quédate en casa, en confinamiento”, el hogar no es un lugar físico. Es un lugar dentro de ti, ese es tu verdadero hogar. Es el que llevas cuando vas de viaje.

Cuando puedes estar aquí, cómodo contigo mismo, estás en casa. Porque hay personas que están en el lugar físico pero no sienten que están en casa. No se sienten bien de estar ahí. Es algo como para pensarlo.

Y la razón por la que digo estas cosas, en cierta forma, es para prepararnos para el PEP. Ya mencioné lo que es el PEP y la cantidad de personas que ya lo han hecho, pero he aquí de lo que se trata todo este asunto: es muy, muy sencillo. Cuando yo veo el PEP, lo que me sorprende cada vez es lo sencillo que es. La mayoría de los entrenamientos a los que he asistido o que he dirigido son muy complejos y muy complicados. Una de las cosas que tiene el PEP es que no es complicado. Es muy, muy sencillo.

Es mi mensaje, el mensaje que yo doy. Lo único es que en vez de solo escuchar y dejar que te entre por un oído y te salga por el otro, tienes que prestar atención. Porque después anotas lo que entendiste, lo que aprovechaste. No tus preguntas, sino lo que entendiste. Y prestarle atención al mensaje de esa manera es lo que marca la diferencia.

¿Es para todos? No. Tienes que querer hacer este Programa de Educación para la Paz. Si no quieres hacerlo, bien, y si quieres también. Pero es algo serio, y lo digo porque puedes sacarle mucho partido. Todos lo han aprovechado mucho. Yo sé que tú también puedes aprovecharlo. Ha habido personas de la cárcel a las que han puesto en libertad cuando estaban haciendo el Programa de Educación para la Paz. Y han ido a ver al alcalde y le han dicho: “¿Me puedo quedar unos días más para terminar el Programa de Educación para la Paz?” Esto no ha ocurrido una sola vez. Ha sucedido muchas veces.

Tienes las guerrillas en Colombia, los tigres en Sri Lanka. Todos decían: “Si yo hubiese sabido esto antes no estaría en el aprieto en el que me encuentro hoy.” Es un programa muy poderoso, ¿pero quién lo hace tan poderoso? Tú. Tu deseo, tus ganas hacen que sea poderoso. Y es muy sencillo: escuchas y después reflexionas sobre lo que has escuchado, esas reflexiones me las mandas a mí y luego alguien va a recopilarlo, ponerlo en orden y yo voy a revisar algunas. Y luego las compartimos.

Normalmente se hace en un ambiente de cinco, diez personas que comparten lo que anotaron, pero aquí lo vamos a compartir con miles y miles más. Así que está perfectamente bien si quieres hacerte a un lado y simplemente observar, o si estás dispuesto a participar más activamente. Hazlo y prueba el Programa de Educación para la Paz. Es divertido.

Mira, se trata de pasarlo bien, de divertirte ¿Para qué quieres estar pleno en esta vida? Para divertirte. ¿Y para qué la claridad? Para divertirte. ¿Por qué quieres alejarte de la tristeza? Para divertirte. Todos queremos divertirnos. Intentar divertirnos en medio de todo este asunto del coronavirus no es fácil. ¿Pero es posible? La respuesta es Sí. Sí es posible.

Así que muchas gracias. Estoy entusiasmado por hacer el PEP con ustedes muy pronto. Gracias.

Cuídate. Mantente seguro. Mantente bien. Y lo más importante: sé.

Isolamento, Dia 41 00:18:16 Isolamento, Dia 41 Video Duration : 00:18:16 com Prem Rawat
Isolamento, Dia 40 00:18:16 Isolamento, Dia 40 Video Duration : 00:18:16 Com Prem Rawat
Isolamento, Dia 39 00:20:37 Isolamento, Dia 39 Video Duration : 00:20:37 Com Prem Rawat
Log In / Create Account




TimelessToday

Log In or Create an Account



OR




Please enter the first name. Please enter the last name. Please enter an email address. Please enter a valid email address. Please enter a password. Passwords must be at least 6 characters. Please Re Enter the password. Password and Confirm Password should be same. Please agree to the privacy policy to continue. Please enter the full name. Show Hide Please enter a Phone Number Invalid Code, please try again Failed to send SMS. Please try again Please enter your name Please enter your name Unable to save additional details. Can't check if user is already registered Please enter a password Invalid password, please try again Can't check if you have free subscription Can't activate FREE premium subscription Resend code in 00:30 seconds
Activate Account

You're Almost Done

ACTIVATE YOUR ACCOUNT

You should receive an email within the next hour.
Click on the link in the email to activate your account.

You won’t be able to log in or purchase a subscription unless you activate it.

Can't find the email?
Please check your Spam or Junk folder.
If you use Gmail, check under Promotions.

Activate Account

Your account linked with johndoe@gmail.com is not Active.

Activate it from the account activation email we sent you.

Can't find the email?
Please check your Spam or Junk folder.
If you use Gmail, check under Promotions.

OR

Get a new account activation email now

Need Help? Contact Customer Care

Activate Account

Account activation email sent to johndoe@gmail.com

ACTIVATE YOUR ACCOUNT

You should receive an email within the next hour.
Click on the link in the email to activate your account.

Once you have activated your account you can continue to log in

You haven't marked anything as a favorite so far. Please select a product Please select a play list Failed to add the product. Please refresh the page and try one more time.